DESCUBRIENDO MIS ZAPATOS

Mis zapatos son negros, con una pequeña punta aguda, algo desfasada, pero que me recuerda al pico de un Diamante Mandarin.

Es curioso el destino que me ha llevado hoy a escogerlos, a reencontrarlos. Los había olvidado en un cajón verde, perdidos en el tiempo, sustituidos por otros nuevos, también bonitos, pero nunca tan cómodos.

Curioso, haberlos escogido y haberlos llevado de nuevo como mi segunda piel, rememorando tantos años vividos, tantos acontecimientos que se han grabado en su suela, ahora ya algo desgastada y roma.

Mis zapatos son negros de charol, y me encantan, puesto que me recuerdan a mi niñez, cuando mi madre se empeñaba en oonernos los mejores zapatos para ir a la feria con mis abuelos y ver la procesión de la Virgen del pueblo.

Curios haberlos elegido hoy, reestrenarlos, rememorarlos, revivirlos.

CMG

Anuncios

Un pensamiento en “DESCUBRIENDO MIS ZAPATOS

  1. Ana Montenegro dice:

    Mola cambiar de zapatos…solo tienes que tener un gran armario para guardar los que no uses y aun esten bien. Los hay que son perennes, los necesitas cerca para ponertelos de vez en cuando y recordar quien eres. Los hay que duelen cuando te los pones y solo usas ratitos cortos porque son preciosos!…como la vida misma. Ya sabes…los calcetines de rayas con los que romper la monotonía los tengo yo y aun los visto aunque tenga demasiada edad para ello sehun mama. Muak!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s