REEDITANDO MI CASA

   Con una simple llave de metal, abres una puerta blanca cualquiera, en el portal de un bloque cualquiera, en la urbanización cualquiera de una ciudad real cualquiera. Y esa puerta cualquiera abre hacía el único espacio que contiene lo nuestro: nuestro hogar.

   Al abrir, sale corriendo entre mis morenos cabellos, el olor a comida del dia anterior, mezclado con un toque a orquidea del ambientador y un toque de desodorante masculino.

   El recibidor da la bienvenida a un sitio escueto, reflejado en un espejo de pared. Sentado en un banco blanco, hay un cartel implícito que invita a descalzar los cansados pies sobre una alfombra de pelo largo y suave. Descalzos puedes sentir sus cerdas indecentes que te acarician sugerentemente.

   Una foto aqui, una foto allá, recuerdan otros tiempos que vivimos juntos en otros lugares. Un foco aquí, una lámpara acá, no hay nada más que decir de los blancos techos de mi hogar.

   Los recuerdos de nuestros viajes salpican las estanterias de nuestros muebles de colores: amarillo, naranja, caoba, verde, rosa, etc.

   Mi casa es particular, y no solo porqué así reze la canción infantil.

   El caos vive en mi casa, yo vivo en mi casa, yo soy el caos en mi casa. Remolino de emociones, arcoiris de vivencias, esta es mi casa.

 

CMG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s