CHIP, LA ARDILLA

Erase una vez una ardilla llamada Chip, que de noche se escapaba a un mundo fantástico lleno de almendras, nueces, maíz, y muchos frutos secos más, en nubes de algodón. Al amanecer, traía en su bolsón nueces de polvo de diamante.

 

Aún con tanta riqueza, Don Fulano, amo de esta ardilla, quería poseer más, y llevándose por la avaricia quiso hallar el escondite de su bigotudo amigo y obtener así la fuente de dicha riqueza.

 

En el silencio de la noche, arropado por la oscuridad, Chip se escabulló y Don Fulano lo persiguió camino de su escondite de nubes de algodón. ¿Qué sucedió? Don Fulano se perdió en el laberinto de azúcar. Y Chip nunca regresó.

 

¡Cuantos hay que teniendo lo bastante,

enriquecerse quieren al instante,

imaginando grandes cargos, y

grandes casas, con puertas que no se les olviden cerrar,

pues cuando la ardilla volvió,

y la puerta abierta vio, simplemente se escapó,

y a Don Fulano en la ruina y con una llave dejó.

 

CMG

Anuncios

Un pensamiento en “CHIP, LA ARDILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s