PENSAMIENTO DE ALAS DE MARIPOSA

Andaba por el parque del barrio con mis zapatillas de deporte bien anudadas. Paseaba a mi perro bajo un sol radiante de invierno, que vaticinaba la cercanía de una primavera incipiente.
No habia nubes. No habia ruidos. Ni siquiera en mi cabeza.
Me percaté de que no me había dado cuenta cuando habian desaparecido, por fin,los truenos del ático de mis pensamientos y me habia dejado fluir en el abrazo cálido del sol de mediodia.
Cubiertos mis ojos por las gafas de sol, podia ver los reflejos de mis ojos en los cristales. Brillaban.
Silencio.
Cuanto agradecia que lo único que oyera fuera el canto de los pajaros revoloteando de arbol en arbol, de arbusto en arbusto.
Mi amigo cuadrupedo y yo ibamos al fin relajados.
Algo pequeño apareció en mi radar… sin rumbo definido, balanceandose gracilmente hacia mi…. hipnotizando mi mirada, que no podia dejar seguir…. más cerca, descubrí que de una mariposa se trataba, con cuerpo pequeño negro y peludo, y una enormes alas negras con tonos amarillos.
Me maravillé como quien recibe un impacto en cuestión de milésimas de segundo… la mariposa rozó suavemente mi oreja derecha y creí comprender en un susurro: “Bienvenida”.

CMG

CAUTIVADOR SUEÑO DE ORIENTE

Sherezade había sobrevivido ya mil noches. Certero era que sobreviviría una noche más para admirar el siguiente amanecer, despedirse de sus hermanas las estrellas de Oriente.

Aquella noche cepilló su largo cabello azabache hasta que brilló a la luz de las velas. Maquilló sus profundos ojos verdes. Perfumó su cuello con el dulce néctar del Jazmín. Se vistió con sus vestiduras nupciales de raso blanco con bordes de plata, y se envolvió con su velo de seda color lila.

Se dispuso a cruzar el pasillo que le separaba del dormitorio del Sultán de Persia…. Respiró profundo, como si aquella fuera la última vez que el oxigeno recorriera su garganta…

Al abrir, una vez más, la puerta de sus aposentos, encontró al Sultán, afilando sobre una tabla un sable dorado mientras observaba fríamente cómo entraba su esposa.

Sherezade, decidida a sobrevivir una noche más, desenvolvió el velo mientras se acercaba al Sultán sin separar su mirada. El velo se movió lentamente con la brisa de la noche. Cogió el pesado mango de la cimitarra, y en un diestro movimiento, lanzó el velo al aire, cayendo sobre el sable y partiendo el velo en dos.

Colocó una parte del velo en cada uno de sus brazos. Bajo la atenta mirada del Sultán, alzó el sable y lo colocó con sumo cuidado sobre su cabeza en un equilibrio perfecto. El Sultán se quedó sin aliento, pues nunca antes había visto nada igual.

Sherezade comenzó a bailar con sus caderas al ritmo de la música que llegaban a través del balcón. Su baladí cautivó al Sultán.

Y Sherezade, sin soltar el embrujo, comenzó a girar, y a girar, y a girar, y sus brazos se convirtieron en alas de mariposa y comenzó a volar…..

CMG

 

GRACIAS A AMIRA FALAK BELLYDANCER POR DEJARME PORNER SU FOTOGRAFÍA PARA AMBIENTAR MI RELATO