Proverbio Japonés: Pintar un dragón y las pupilas de sus ojos

Buscando información para mi nuevo proyecto literario me he encontrado con un proverbio japonés que me ha desatado la imaginación y me ha encantado.

Os lo dejo a continuación para que os cautiveis también vosotros:

“Una leyenda procedente de tiempos ancestrales habla acerca de un gran pintor que en cierta ocasión pintó cuatro dragones a lo largo de una pared.

Todos los dragones tenían gestos amenazadores, mostrando colmillos y garras, se dice que verdaderamente su apariencia era muy similar a la real.

Sin embargo, a ninguno de ellos les habían pintado las pupilas. La gente que se acercó a admirar el trabajo pensó que aquello era algo muy extraño, casi macabro. Así que le preguntaron al pintor la razón por la que no había puesto ni una sola pupila en los ojos de los dragones. El artista respondió confianzudamente: “Si le pintara pupilas a estos dragones entonces de inmediato podrían salir volando de aquí”.

La gente, por supuesto, no le creyó, por lo que le pidieron reiteradamente que diera muestras de su palabra. Y, ante tal petición, respondió: “Bien, pintaré únicamente las pupilas de un dragón”. El gran pintor tomó uno de sus pinceles y comenzó a dibujar las pupilas de un dragón.

De inmediato, los cielos se oscurecieron, sonaron relámpagos y truenos se presentaron y una lluvia torrencial cayó sobre los espectadores, al mismo tiempo que el dragón al que le habían puesto pupilas, se desprendió de la pared hasta que por fin se alejó volando. Los otros dragones que se quedaron sin pupilas siguieron adheridos a la pared como si nada hubiera sucedido.”

 

El dragón es una de las criaturas perteneciente al mundo de la imaginación humana que se encuentran más arraigadas y vivas .

“画龙点睛” es una historia  que aunque naturalmente no puede ser tomada al pie de la letra, hoy en día es posible observar cómo continúa propagándose tal pensamiento cercano a ls ganas de la gente por creer. Y este proverbio se utiliza con frecuencia en oriente como metáfora tanto en escritos literarios como en el habla cotidiana. Este frase se utiliza para remarcar una idea clave dentro de un discurso y que esta quede aún más clara.

¿Bonito, verdad? Espero que os guste.

CMG

 

Imagen cedida por freeimages.com by Kym Parry
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s